“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

jueves, 7 de junio de 2007

Purificación

Aficionado zaragozano purificándose,
a la vuelta de su viaje a Madrid, mediante la quema de la entrada de la corrida de Victorino Martín, celebrada el 2 de junio, al grito de:
“¡¡¡Victorino!!! Dos años sin volver a Las Ventas”

2 comentarios:

Cárdeno dijo...

Totalmente de acuerdo con “ese” aficionado….

Menos corridas y más selección/elección.

También podría lidiar Novilladas, he ir tentando con un año de antelación…., también podría…

Salud y suerte.
Cárdeno.

don justo dijo...

Así se tendrían que hacer las cosas, cuando una ganadería fracasa que purgue sus males. Si así ocurriera, otro gallo nos cantaría