“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

lunes, 18 de junio de 2007

Banderilla

Posición en la quedó la banderilla -allá por donde la espalda pierde su casto nombre- en el primer par del tercer novillo de Palha de los lidiados ayer en La Misericordia de Zaragoza.
Esto puede dar una idea de cómo se banderilleó la novillada, aunque hay que reconocer que un par de pares merecieron la pena y fueron aplaudidos.
Posiblemente sea una de las banderillas más traseras de la historia del toreo... al menos en mi recuerdo no tengo catalogada otra más trasera.


2 comentarios:

Cárdeno dijo...

Es para que no moleste al Matador,… en la segunda foto se le ve las ganas y el dominio de su profesión.

Mariano Ballesteros dijo...

¡¡¡Ah!!! La tauromaquia moderna.