“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

viernes, 20 de julio de 2007

Preguntas Tontas

Desde hace 15 días, me dicen que por una “incidencia” en la central a la que estoy vinculado, no tengo conexión a Internet y, por lo tanto, vivo al margen de correos, noticias, opiniones y de los debates que se estén produciendo. Supongo que sabrán disculparme los remitentes de correos que no han encontrado respuesta a sus Email. Durante todo este tiempo, alejado de la inmediatez de la actualidad, ideas, pensamientos, ocurrencias… me van pululando por la cabeza, ya lo dice un viejo refrán que conozco desde niño, “el que no tiene que hacer, con el culo caza moscas”, y una de estas ocurrencias es la que aquí expongo.
Quiero abrir un nuevo apartado en donde depositar todas esas “Preguntas Tontas” que de vez en cuando te pasan por la cabeza y a las que no encuentras explicación alguna.
Son esas preguntas que uno se hace ante la evidencia de que las respuestas que se dan ante determinadas situaciones son lo contrario de lo que debería ser y van en contra de la lógica más elemental.
Preguntas y más preguntas que nos conducen ante otra pregunta de más calado, donde quizás esté el quid de la cuestión, que nos permita saber en donde se encuentra la línea roja que separa los intereses de taurinos y aficionados. Esta línea roja es la frontera en donde la lógica pasa a depender de los intereses que defiende cada bando, porque, siguiendo el razonamiento de ese refrán que dice “nadie tira piedras sobre su propio tejado”, debemos de pensar que si los taurinos actúan de esta forma es porque desde la lógica de sus intereses es la forma correcta de actuar.
Desearía que los taurinos fuesen claros, que dejen de “marear la perdiz” y "vayan al grano", que hablen sin tapujos de sus propósitos, de sus planes y proyectos, de su concepto de fiesta y del toro que pretenden. Agradecería que así lo hiciesen porque, de esa forma, quizás pudiera entender la lógica de sus actos y no se produciría en mí la desazón que me invade ante la simple formulación de estas “Preguntas Tontas”.
Preguntas como por ejemplo:
-
¿Cómo es posible que en esta época en que los taurinos se quejan constantemente de la debilidad de la mayoría de los toros que saltan al ruedo, cuando sale alguno que tiene una pizca de fuerza los picadores lo machaquen inmisericordemente en un primer puyazo interminable, del que el toro sale hecho puré, y de esa forma, por la acción directa del picador, lo igualen en falta de fuerza con la mayoría de toros que se lidian actualmente en cualquier coso?
¿No nos decían que la falta de fuerzas era el mayor problema?
¿Acaso no es una contradicción predicar una cosa y hacer justamente la contraria?
-
¿Cómo puede ser, en estos tiempo de globalización y comunicaciones vertiginosas, que siga con la conexión ADSL estropeada después de más de 15 días y me encuentre en el mismo punto del problema que al principio: cansado de llamar, seleccionar opciones, dar mis datos en cada paso, escuchar horribles melodías a gran volumen en los momentos de espera, atender explicaciones sin fruto, reconfigurar lo reconfigurado, tomar nuevos números de expedientes… y el consiguiente “llame usted mañana para ver la evolución de la incidencia”…?
¿No es desesperante?
¿Me están "toreando" de la misma forma que los taurinos nos "torean" a los aficionados?
¿Qué puedo hacer sino volver mañana al cibercafé para poder publicar esta entrada?
-
De esta forma queda inaugurada esta sección. Si alguno de los lectores tiene respuestas a estos interrogantes no dude en comentarla en el apartado correspondiente, su comentario podrá servir de bálsamo para la desazón y, seguramente, para la de otros lectores que se hagan las mismas o parecidas “Preguntas Tontas”.

No hay comentarios: