“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

lunes, 1 de diciembre de 2008

EN EL CAFE DE CHINITAS - TERTULIA DE AFICIONADOS

Han pasado más de diez años y parece que fue ayer. En aquella época, como casi todos los viernes, acudíamos al “Museo Taurino” de Enrique Asín. Allí, rodeados de fotografías, libros, cabezas de toros, utensilios de torear que habían pertenecido a diferentes diestros, de historia de la Tauromaquia, nos juntábamos un grupo de aficionados de todas las edades para hablar y escuchar hablar de toros. Junto a los habituales iban desfilando invitados ocasionales de Zaragoza o de cualquier otro lugar de la geografía española que pasaban por nuestra ciudad. Un día apareció Ricardo Cepero. Era el responsable de un programa de toros de una emisora local, “Radio Ebro”, y ante una sugerencia de que nos abriera su programa para participar y aportar nuestras opiniones surgió la idea que él acepto: crear un pequeño espacio, en formato de tertulia, en donde los aficionados pudiéramos expresar libremente nuestros puntos de vista. Así nació “En el Café de Chinitas”, un programa independiente llevado íntegramente por aficionados y sin ningún tipo de interferencia por su parte.

Teníamos nuestra propia sintonía, que era la que daba nombre a nuestro programa, “El Café de Chinitas”, canción recogida por Federico García Lorca en su recopilación de canciones populares, interpretada por él mismo al piano y cantada por Encarnación López Júlvez “La Argentinita”. En otro momento, cuando le dediquemos un espacio propio a esta canción en nuestra sección “Cancionero”, hablaremos más detenidamente de su historia y la de sus intérpretes. Solíamos introducir un tema musical taurino a mitad de la sesión, y cerrábamos con alguna de las versiones, de las muchas que existen, de este tema popular. Durante varios meses estuvimos haciendo esa tertulia radiofónica que tenia lugar los domingos por la noche. Además de los habituales contertulios iban desfilando invitados que exponían su visión de la Fiesta y participaban activamente en los debates que allí iban teniendo lugar. Poco a poco llegó a tener gran repercusión entre los aficionados locales y eso debió molestar a los taurinos y, de manera especial, al empresario que regia los destinos de “La Misericordia” aquel año. Un día, lo recuerdo como si fuera ahora mismo, después de hablar con bastante dureza del encaste Domecq, nos llamó Ricardo Cepero y nos comunicó que el programa desaparecía de la parrilla, pero no sólo nuestra tertulia, sino el programa entero. Se dijo… pero para que vamos a seguir escarbando, aquel empresario dejó este mundo recientemente y, como “agua pasada no mueve molino”, vamos a dejarlo estar. Ricardo siguió con su programa de televisión en un canal local, “Canal 44”, hasta el momento de su fallecimiento, que ocurrió en el mes de agosto del 2007, y nosotros a la calle. La colaboración siguió después de ese altercado pues numerosas veces acudimos a su programa de televisión con la libertad de opinión acostumbrada, pero “En el Café de Chinitas, Tertulia de Aficionados” pasó a la historia.

Viene a cuento esta historia porque parte de los estuvimos en aquella primera época de “En el Café de Chinitas”, junto con otros compañeros de "La Cabaña Brava", hemos decidido ponerlo en marcha de nuevo. Esta vez, y amparándonos en los nuevos medios que nos posibilita Internet, grabándolo con un sencillo reproductor de Mp3, editándolo en un programa apropiado para ello y colgándolo en nuestra página Web para que pueda ser escuchado por todos los aficionados que nos visitan desde cualquier parte del mundo. Queremos seguir manteniendo el mismo formato de entonces porque consideramos que sigue siendo válido y que sea, si nuestras obligaciones particulares nos lo permiten, de periodicidad semanal y de una duración aproximada de 30 minutos. En eso estamos y esperamos que esta vez dure todo lo que nuestras ganas y nuestra afición nos permitan.

El primer programa de esta segunda época ya esta colgado en la red, pueden escucharlo en el reproductor situado en la columna izquierda de este Blog o en la página Web de “La Cabaña Brava”. De momento no se puede descargar para escuchar en el reproductor de su ordenador pero seguiremos investigando y cuando encontremos una forma de hacerlo, de convertirlo en podcast y que pueda descargarse automáticamente en su equipo, lo haremos. Los que estén interesados en colgarlo en sus propios espacios de Internet tienen que ir a la página en donde esta alojado -picando sobre las palabras subrayadas “Fandalism Mp3 Free Hosting” del reproductor-, copiar el enlace y pegarlo en la entrada o lugar correspondiente. Es una forma más, otra, de luchar por la integridad y regeneración de esta Fiesta de los Toros que se nos muere.

No hay comentarios: