“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

domingo, 4 de mayo de 2008

Sonrisas y lágrimas

Yo también me emocioné en la plaza viendo la suerte de varas del toro Farolero, que acudió hasta seis veces al caballo que montaba Tito Sandoval, pero casi tanto, o más, lo hice cuando vi publicada esta fotografía. Son dos aficionados, amigos y compañeros de La Cabaña Brava, no son don Pepe y don José, aunque sus nombres sean José y Pepe.

Un escalofrió de emoción me recorrió el cuerpo entero cuando, a los pocos días del acontecimiento vivido en el Coso de La Misericordia, vi en esta fotografía sus caras rebosantes de felicidad, su sonrisa repleta de satisfacción y sus ojos llorosos, desbordados por las lágrimas de la emoción.


Han sido tantas charlas, tantos recuerdos, tantas enseñanzas recibidas… y tantas ilusiones y esperanzas desbaratadas… No estaba a su lado en ese momento, mi asiento se encuentra al otro lado de la plaza, pero la oportuna cámara de Tony consiguió retratar la felicidad que estos dos grandes aficionados -amigos míos y compañeros en esta batalla por la integridad de la Fiesta- vivían en ese momento.


Podría llenar páginas hablando de sus historias, de su trayectoria de aficionados, de las plazas a las que han acudido juntos, de sus opiniones y puntos de vista, de su exigencia y compromiso… quizás lo haga en otro momento. Hoy me quiero quedar con la imagen de sus caras rebosantes de felicidad, con las sensaciones de satisfacción que transmiten sus ojos llorosos, con la alegría de su sonrisa colmada de gozo. Mi emoción, mi alegría, mi satisfacción y mi felicidad por lo vivido aquél 26 de abril de 2008 en nuestro bien amado Coso de La Misericordia, se hace más grande y completa, mis queridos compañeros y amigos Pepe y José Mari, al saber de la vuestra.


Sonrisas y lágrimas de felicidad… ¡Qué grande es la Fiesta de los Toros cuando se representa en todo su esplendor!… Sonrisas y lágrimas…

1 comentario:

Cárdeno dijo...

Tienes razón, Mariano…, la maquina de Toni no solo saca Toros afeitados y Toreros fuera de cacho,... esta es una prueba…

Pedazo de aficionados y amigos…, me hace recordar con los mismos personajes aquel lejano/cercano año 2000 en Las Ventas, viendo y sintiendo torear al Califa al natural a un Toro de Dolores Aguirre….

!! Y que sean muchos mas ¡¡

Salud y suerte.