“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

domingo, 11 de noviembre de 2012

MANUEL CHAVES NOGALES

"Ana, trae el jamón serrano que viene Belmonte", le decía Chaves Nogales a su esposa cuando el torero acudía a su casa de la madrileña Cuesta de San Vicente para reunirse con el periodista y contarle sus vivencias. Café, refrescos, jamón, tabaco y mucho humo. Así recuerda Pilar Chaves, la hija del escritor, las reuniones en la habitación en donde pasaban largos ratos, el uno contando su historia y el otro tomando notas para novelarla. De esas reuniones surgió el libro "Juan Belmonte, matador de toros. Su vida y sus hazañas", publicado a lo largo de 1935 en la revista "Estampa" en 25 capítulos y que, dado el gran éxito que tuvo desde el momento de aparición de la serie, fue publicado en libro a finales de ese mismo año.

Resulta curioso que Chaves Nogales nunca asistiera a una corrida de toros, ni le interesaban los toros ni los toreros, pero como periodista si que le interesaba la calidad humana de las personas y en Belmonte, además del torero, encontró un ejemplo a seguir de superación y compromiso con la vida. El escritor, paisano y cinco años más joven que Belmonte, se entendió perfectamente con el torero y entre los dos confeccionaron una obra que transciende en mucho el objetivo primero del proyecto, quedando sus nombres unidos para siempre. Ya no es que sea el libro de toros más popular de cuantos se han escrito, sino que incluso algunos críticos literarios lo consideran  una de las obras más importantes de la literatura española del siglo XX, leída tanto por aficionados a los toros como por los que no lo son, ya que además de la historia de unos de los más importantes toreros que hayan existido jamás, es un relato de la vida misma.

Comprometido con la República, Chaves Nogales tuvo que salir de España al finalizar la guerra, se instaló en París, de donde también tuvo que huir cuando los nazis tomaron la ciudad dejando la orden a su familia de eliminar todos sus escritos, y se instaló en Londres en donde logró rehacer su labor como periodista pero, a causa de una peritonitis, falleció en 1944 cuando tan solo contaba con 47 años. Pero de su historia, contada por su hija Pilar Chaves, en una entrevista grabada a finales de 1998 o principios de 1999, y  por María Isabel Cintas Guillén, autora de su biografía, "Chaves Nogales, el oficio de contar", trata el podcast que enlazamos a continuación.



Nota: Para completar esta entrada enlazo el extenso e interesante prólogo que la propia María Isabel Cintas Guillén escribió para el libro "Juan Belmonte", publicado por la editorial Renacimiento en el año 2009, en el que se centra sobre la historia y organización del libro, el ambiente y la época en que se escribió, su repercusión y las distintas ediciones que se han realizados del mismo.  

No hay comentarios: