“El toro no es un animal para nosotros; es muchísimo más: un símbolo, un tótem, una aspiración, una eucaristía con los de alrededor y los antepasados. Al toro lo pulimos, lo alimentamos, lo sacralizamos, lo picamos, lo banderilleamos, lo matamos, lo aplaudimos o pitamos tras su muerte, lo descuartizamos, nos lo comemos y lo poetizamos y lo pintamos y lo musicamos. Quítese el toro de aquí y veremos qué queda. ¿Nos reconoceríamos sin la pasión en su pro o en su contra?” Antonio Gala

sábado, 16 de junio de 2012

A TORO PASADO: BALANCES DE SAN ISIDRO Y SU AÑADIDO ARTÍSTICO-CULTURAL

Una vez concluidos los seriales taurinos madrileños celebrados a lo largo del mes de mayo y comienzos de junio, la "Feria de San Isidro" y su añadido, denominado pomposamente como "Feria del Arte y la Cultura", es la hora de los balances. En este espacio queremos prestarle atención, y enlazar, tres de los aparecidos en la red, testigos presenciales los tres, con los cuales compartimos opinión y que, por la trascendencia de lo que ocurre en Madrid en cuestión taurina y por lo que en ellos se dice, nos ponen ante una situación que, para los aficionados y la Fiesta en sí, es más que preocupante.

En primer lugar, el elaborado por el aficionado Enrique Martín en su Blog "Toros Grada 6" que, tras escribir la crónica correspondiente a cada día a lo largo del interminable -por lo aburrido- serial taurino madrileño, hace balance final del mismo en la entrada titulada, "Epílogo de San Isidro: el problema está en los tendidos", en donde se centra en las descalificaciones vertidas por la prensa especializada al servicio de los profesionales del negocio taurino contra los aficionados que, en defensa de una fiesta íntegra y de la categoría de la plaza de "Las Ventas", todavía protestan en el coso madrileño.

En segundo, el artículo publicado por Oscar en el Blog "El Rincón de Ordóñez" que bajo el título "Epitafio de San Isidro (y su apéndice cultural)" nos resume lo poco de bueno que se puede sacar de estos dos ciclos taurinos: "Cuatro detalles, cuatro guiños a la casi clandestina integridad de genuinos caballeros de esto, auténticos gentleman de sabor añejo, excepciones que se visten por los pies, arrobas de honestidad que contrarrestan la impostura y trapacerías de todo lo que huele a podrido en derredor del taurineo". Demasiado poco para tanto fasto.

Y para concluir esta selección, el extenso balance elaborado por el crítico taurino y aficionado -por desgracia para la Fiesta y la Afición una especie en peligro de extinción- Rafael Cabrera en su Blog "Recortes y Galleos". Son tres entradas publicadas a lo largo de los tres últimos días en las que bajo el título "Madrid baja de categoría", del pasado jueves 14 de junio, "Madrid baja de categoría II", de ayer 15 de junio, y "Madrid baja de categoría III", de hoy mismo, analizada con su meticulosidad habitual y clarividencia lo sucedido en los dos ciclos taurinos madrileños recientemente terminados y pone el dedo en la llaga de los problemas que rebajan la categoría de la Plaza de "Las Ventas" y amenazan el futuro de la Fiesta.